Cómodo y relajado se mostró el Papa Francisco durante su encuentro con los jóvenes, el que se realizó en Santiago, en el Santuario de Maipú. En la oportunidad, el Sumo Pontífice destacó su importancia en la Iglesia y el ser un elemento clave en el desarrollo de un país. “Cuánto necesita la Iglesia chilena de ustedes, que nos ‘muevan el piso’ y nos ayuden a estar más cerca de Jesús”, sostuvo el Santo Padre.

La autoridad eclesiástica destacó la importancia de mantenerse conectado con el hijo de Dios, ofreciéndoles como contraseña a los asistentes, la frase de San Alberto Hurtado ¿Qué haría Cristo en mi lugar? De igual modo, les recordó a los jóvenes que para no olvidarla, deben utilizarla todos los días.

“Sin esta conexión empezamos a quedarnos sin batería, entonces nos gana el mal humor, nos volvemos descreídos y tristes. Todo lo empezamos a ver mal y el corazón empieza a perder fuerza”, comentó el Santo Padre.