Desde este jueves 4 al domingo 14 de enero, una veintena de estudiantes de diferentes carreras de la UCSC participarán de las “Misiones de Verano”, las que se desarrollarán, al igual que en el invierno pasado, en la comunidad María Inmaculada, Barrio Pescador, de Arauco.

El trabajo de los jóvenes se centrará en cuatro pilares: vida sacramental con la comunidad, puerta a puerta, talleres comunitarios y misión interna e incluirá actividades como visitar las casas de los lugareños y compartir la palabra de Dios, entre otras.

Previo a su partida, los misioneros participaron de la Misa de Envío, ocasión en la que el Director de la Pastoral UCSC, presbítero Víctor Alvarez, los encomendó a Dios y les recordó que él, a través del compartir con el prójimo, los invita a ampliar su mirada, para ser su reflejo y contribuir así a la transformación de nuestro país.

Por su parte, el Coordinador General de la pastoral universitaria, Guillermo Araya, resaltó la trascendencia de esta actividad como instancia de encuentro con el señor. “Las misiones son y serán siempre una oportunidad de encontrarnos con Cristo en el otro y de servir a nuestros hermanos. Momentos como los que se viven misionando son los que nos permiten ir más allá de nosotros mismos y crecer como seres humanos”.