En el marco de la Octava de Navidad y con el propósito de poner en las manos del Padre todo lo realizado durante el 2017, agradecer a Dios por los momentos vividos, y recordar a los amigos y familiares que partieron en este período, la Dirección de Pastoral de la UCSC realizó la Misa de Finalización de año.

La Eucaristía congregó a autoridades, académicos y funcionarios, quienes fueron llamados por el Director de la Pastoral UCSC, presbítero Víctor Álvarez, a reflexionar sobre la óptica en base a la cual viven sus vidas así como a pedir perdón por las veces en que Dios estuvo a su lado y no supieron verlo.

El sacerdote también resaltó la importancia de tomar conciencia sobre la presencia de Dios en en el quehacer universitario. “No sólo nosotros construimos universidad, el Señor está entre nosotros y camina a nuestro lado, sosteniéndonos y apoyándonos. Debemos pedirle la gracia de mantener viva la memoria de nuestra institución, pues junto a Él, desde lo pequeño, podemos continuar con su crecimiento y desarrollo”, sostuvo el presbítero.