Con la esperanza de que el encuentro con el Santo Padre los reafirme en la fe y que su mensaje ayude a la construcción de un mejor país para todos, la delegación de la UCSC arribó esta madrugada al aeropuerto de Maquehue, para participar de la “Misa por el Progreso de los Pueblos” que celebrará el Sumo Pontífice en Temuco.

Previo a su partida, los miembros de la Comunidad Universitaria asistieron a una Liturgia de Envío, celebrada en la Capilla Santa María Reina del Campus San Andrés. En ella, el presbítero, Juan Fernando García, bendijo a los asistentes y recalcó el significado e importancia del encuentro con el Sumo Pontífice.

“La Eucaristía con el Papa es un regalo de unidad y de reafirmación de la fe. Esperamos que permita abrir nuestros corazones para que este viaje no sea un paseo, sino un momento de profundo significado espiritual para cada uno y para nuestra Universidad”, señaló el sacerdote.

“Siento una emoción tremenda de poder ver al Santo Padre. Soy argentina, nacionalizada chilena, por lo que es una alegría doble para mi corazón. Agradezco la oportunidad de asistir a esta Misa y de hacerlo junto a mi familia. Espero rezar, agradecer y poder compartir la paz del Señor con mis compañeros”, comentó Karina Moreno, especialista de la Facultad de Medicina.

Para Roberto Sepúlveda, auxiliar de Rectoría, este encuentro tiene un significado simbólico y especial. En 1987, tuvo la posibilidad de ver al Papa Juan Pablo II, cuando el Sumo Pontífice visitó Concepción. En aquel entonces, lo hizo acompañado por su esposa, quien estaba embarazada de su hija. “Hace siete años que enviudé y hoy mi compañera será esa hija. Espero que la visita del Papa contribuya a crear un ambiente de paz y que su palabra le de aliento a quienes están pasando por dificultades”.